“Tormentas y pasaron cosas”: los sacudones que llevaron al dólar de $9,79 a $46,13

En 1232 días de gestión, el valor de la divisa estadounidense se quintuplicó. Fin del cepo cambiario y desconfianza a las políticas del Gobierno, entre las causas de la desbandada del dólar.

Antes del 10 de diciembre de 2015, el dólar cotizaba por debajo de los $10, pero en un mercado cerrado. El cepo cambiario impedía la compra de la divisa de forma libre. Regía sólo para importaciones, pero en el caso de la tenencia para ahorro y turismo, se le aplicaba un recargo previa autorización de la AFIP.

A la semana siguiente, el 16 de diciembre de 2015, el entonces ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, cumple con una promesa de campaña de Cambiemos y anuncia el final de las restricciones para la compra de divisas. El dólar cierra al día siguiente a $13,95 y, desde entonces, el peso no paró de devaluarse.

El primer año de Macri concluye con un dólar a $16,17. En 2017, el mejor año de la gestión Cambiemos, la divisa sólo aumentó $2 y cerró en diciembre a $18.

Los graves problemas para el gobierno de Macri en materia de política cambiaria comenzaron en 2018. El año pasado hubo 3 importantes sacudones. El primero ocurrió un día como hoy: 25 de abril, cuando se dio la primera corrida cambiaria, pero el Banco Central logró esa jornada atenuar la suba con una intervención récord de 1.471 millones de dólares en esa rueda, pero lo que vino en la semana siguiente fue un descontrol imparable.

¿Cuál fue el detonante? Todos los operadores y analistas del mercado financiero coincidieron en afirmar que fue por la entrada en vigencia del Impuesto a la Renta Financiera sobre las tenencias de Letras del Banco Central (Lebac) por parte de los inversores extranjeros.

Esa medida provocó la cancelación acelerada de los bonos en pesos y la huida a la compra de dólares. Federico Sturzenegger, presidente del BCRA por entonces, intervino con hasta 5.300 millones de dólares en 7 días. La divisa estadounidense se fue de $20 entre fines de abril a $23 en principios de mayo.

Ante este golpe de los mercados, el Gobierno responde pidiendo ayuda al FMI, pero no bastó. En agosto llega la segunda corrida cambiaria, aún más pronunciada. El 13 de agosto el dólar ya cotizaba $30 y a fines de ese mes saltó a $40 para tener su pico máximo a 41,98 en septiembre.

“Hubo tormentas” y “pasaron cosas en el exterior”, como la crisis de Turquía, la pelea entre China y Estados Unidos, y la peor sequía en los últimos 50 años en la Argentina, asó como la causa de los cuadernos, fueron las argumentaciones del presidente para explicar la megadevaluación. Jamás reconoció errores en su política económica.

Luego del pico de septiembre, el dólar flotó entre $40 y $38 al cierre de 2018, con una política de fuerte suba de la tasa, al mismo valor que convalidó hoy el Banco Central, de 71%.

Llegó el 2019 y este año, ni los dólares del segundo rescate del FMI como la suba de tasas pudieron calmar a los inversionistas. La semana pasada llegaron también los agrodólares y el billete verde bajó después de varios meses en alza hasta $42,65, pero esta semana, tras los anuncios electorales con el plan parche que hizo Macri para intentar contener los precios de cara a los comicios generales de octubre, todo se desvirtuó y el dólar tocó hoy los $47,30 para luego cerrar la jornada a un promedio de $46,13.

Para los analistas financieros, el mercado le teme a la vuelta de un gobierno kirchnerista y políticas de ese estilo, como Productos Esenciales, pero tampoco confía en Macri.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO: