Independiente está en cuartos: perdió con Universidad Católica de Ecuador e igual avanzó en la Sudamericana

Con el VAR como protagonista, el Rojo sufrió sobre el final y cayó 3-2 en Quito, pero se quedó con la clasificación por el 1-0 en Avellaneda. Ahora, contra Independiente del Valle.

Independiente está en cuartos de final de la Copa Sudamericana. Lo consiguió este jueves por la noche, con un final a puro sufrimiento, tras perder 3 a 2 con Universidad Católica de Ecuador en condición de visitante, con tantos de Martín Benítez y Pablo Hernández. El duelo se jugó en Quito, a 2850 metros sobre el nivel del mar, y el Rojo cerró la serie con un resultado global de 3 a 3: avanzó por el plus que entregan los goles de visitante.

El encuentro se disputó en el estadio Olímpico Atahualpa y con el arbitraje del chileno Piero Maza. En la próxima instancia, el Rojo se enfrentará con Independiente del Valle, también de Ecuador. La ida será en Avellaneda y la vuelta, en Quito. A todo esto, el local jugó con uno menos durante más de una hora debido a la expulsión de Guillermo De los Santos.

El partido estuvo marcado por el VAR. Primero para sancionar un penal a favor del local, que lo aprovechó para abrir fuego a los 20 minutos, a través de Bruno Vides. Luego, al corregir un error del primer asistente, que había sancionado un fuera de juego que no existió en el tanto de Benítez.

Independiente se repuso de un arranque complejo. Cuando el local se puso al frente, la serie entró en un terreno hostil para el equipo de Sebastián Beccacece. De hecho la visita se quedó sin Cecilio Domínguez muy temprano, que salió por lesión a los siete minutos. Pero en la segunda parte el Rojo renació. Por lo menos hasta los 30.

Benítez golpeó rápido, en el amanecer de la segunda parte, y lo empató. Antes de la media hora, Hernández le dio la ventaja parcial a la visita. En ese momento la llave empezó a definirse. Sin embargo aún quedaba un capítulo más, un momento de sufrimiento para los de Avellaneda.

Sobre el final, Walter Chalá, cuando faltaban diez, marcó la igualdad 2 a 2, tanto que encendió la ilusión del local. Todavía necesitaba dos goles más. Luis Amarilla prendió todas las alarmas de Independiente: a los 92 metió el 3-2.

El Rojo estaba a un tanto de quedar eliminado. Los últimos cuatro minutos de tiempo adicionado fueron un martirio. El equipo de Beccacece recién volvió a respirar a los 96, cuando el árbitro miró al centro del campo y marcó el final.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO: